Los cuestionados derechos de los deportistas de élite

Los controles antidopaje vulneran derechos fundamentales, como el derecho a la dignidad, a la intimidad, al honor y/o a la tutela judicial efectiva, y el principio de presunción de inocencia”.

“En el momento de la toma de orina, el deportista debe desnudarse de rodillas hasta medio torso mientras el agente de recogida de muestras observa directamente cómo la orina sale del cuerpo”.

El hallazgo de la sustancia prohibida en el cuerpo del deportista es suficiente prueba de su culpabilidad, siendo el propio profesional el que debe demostrar su inocencia”.

[Extracto del artículo “Los casos de Nadal y Sharapova: los discutibles procedimientos de la política antidopaje” de José Luis Pérez TriviñoEva Cañizares Rivas en El Huffington Post]