Vivimos en el sobreesfuerzo

“Vivimos con mucho malestar y haciendo esfuerzos por ser alguien que no somos. Debemos parecer buenas personas, inteligentes, buenos profesionales, buenos esposos. Y eso es una mentira. Vivimos en un sobreesfuerzo, hay poca oportunidad para asentarnos dentro de nosotros. (…) Somos personas, con nuestro saber y nuestros límites, con nuestro sobreesfuerzo por ser lo que somos. Tenemos conexión directa con la otra punta del planeta, pero no somos capaces de conectar con nosotros mismos“.

[Alain Vigneau, actor, clown y pedagogo; fundador de la compañía ‘La Stravagante’, en declaraciones al suplemento ‘Papel’ del diario ‘El Mundo’]

 

Anuncios

Los cuestionados derechos de los deportistas de élite

Los controles antidopaje vulneran derechos fundamentales, como el derecho a la dignidad, a la intimidad, al honor y/o a la tutela judicial efectiva, y el principio de presunción de inocencia”.

“En el momento de la toma de orina, el deportista debe desnudarse de rodillas hasta medio torso mientras el agente de recogida de muestras observa directamente cómo la orina sale del cuerpo”.

El hallazgo de la sustancia prohibida en el cuerpo del deportista es suficiente prueba de su culpabilidad, siendo el propio profesional el que debe demostrar su inocencia”.

[Extracto del artículo “Los casos de Nadal y Sharapova: los discutibles procedimientos de la política antidopaje” de José Luis Pérez TriviñoEva Cañizares Rivas en El Huffington Post]

Menú de 190 euros para el oso de peluche

“Una vez pasó algo muy raro. Un matrimonio japonés reservó una mesa para tres. Eran dos y en la tercera silla sentaron a un osito de peluche. Tuvimos que servir todo el menú también para el osito de peluche. (No puede ser, no puede ser…) Sí, sí. En serio. Eso pasó. Con una naturalidad… Servíamos los tres cubiertos, ellos se comían lo suyo, el osito no, retirábamos su plato, le poníamos el siguiente… Alucinante. Pagaron los tres cubiertos. (¿El osito salió satisfecho?) Sí, estaba encantado. Salió con la misma sonrisa con la que entró”.

[Joan Roca, en una entrevista con el diario ‘El Mundo’]

La Transición, un modelo de éxito

(¿Cree que los españoles hemos dejado de valorar la Transición?) “Sí, es un modelo de éxito. Un ejemplo que exportaron, por ejemplo, a Polonia. Fue la obra de unos políticos y un rey inteligentes. Las nuevas generaciones no han interiorizado el sentido profundo y su significado real. La política no es obtener todo lo que se quiere; incluye cesiones, compromisos, dar pequeños pasos hacia un objetivo compartido y ambicioso. Una sociedad que no valora los logros de su Historia corre riesgos, no tiene un futuro halagüeño”.

[Gianfranco Pasquino, profesor y politólogo italiano en una entrevista concedida a ‘El Mundo’]

¿Por qué debe morir la RSC?

¿Qué papel tiene la responsabilidad social corporativa ? La RSC es aún hoy un departamento para quedar bien y tiene que morir. La RSC es la empresa, es lo que hace la empresa y es cómo lo hace. La RSC no es un área, no es un plan. No deberían ni ser tres siglas. Es un comportamiento: cómo se comporta la empresa con la sociedad, con la naturaleza, con el empleado, con los hijos de los empleados, con los abuelos de los empleados, con los consumidores, con los animales y con quien sea. La RSC hay que meterla dentro del producto, del servicio y debe estar siempre presente en la relación con el consumidor. Al final, la mejor RSC es hacer buenos productos y ofrecer un buen trabajo. Muy poco más.

[Marc Ros, fundador y CEO de Aftershare.tv, en una entrevista con Jotdown]